Mediante la unión de excelentes derivados lácteos junto con el tradicional aguardiente de orujo, se obtiene una crema de leche de maravillosa densidad y cremosidad.
15% Vol.